Armarios frigoríficos 4 claves para elegir el más adecuado

Si hay un elemento fundamental en cualquier servicio de restauración directa o diferida es el armario frigorífico. Sanidad obliga a la refrigeración de cualquier producto procesador, por lo cual se convierte en un aparato vital de nuestra producción. La elección de armarios frigoríficos no es una cuestión baladí, pues como es lógico, deberemos optar por aquellos que más convengan a nuestro volumen y servicio concreto, así como deberemos tener en cuenta algo tan importante como es el gasto energético y otras características que vamos a desgranar a continuación.

Material de fabricación

Creo, que a estas alturas, no es necesario poner de relieve la importancia de que tanto los armarios, como otras maquinarias y mobiliario de un obrador, estén fabricados en acero inoxidable. El acero inoxidable, además de fácil de limpiar, impide la entrada de humedad, lo que imposibilita la proliferación masiva de bacterias, que podrían poner en peligro la cadena de producción.

Eficiencia energética

Es vital para nuestro negocio optar por maquinaria nueva -en la medida de lo posible- que cuente con un certificado energético que asegure su eficiencia, dado que el gasto en luz supone una cuantía importante y capital a la hora de evaluar la rentabilidad de cualquier negocio. Descuidar este aspecto puede marcar la diferencia entre un modelo rentable y uno ruinoso.

Espacio aprovechable

También tenemos que tener en cuanta cual va a ser la finalidad concreta del armario frigorífico y de qué forma podremos aprovechar el espacio disponible. Debemos tener en cuenta el formato y medidas de los productos que vamos a almacenar y cotejar esos datos con los armarios que nos ofertan, y así elegir la mejor opción. También es conveniente decidir si estará de vista al público o no, si así fuera es conveniente que tenga una puerta acristalada, que da una sensación de transparencia al negocio.

Durabilidad y funcionalidad

Quizá no sea necesario recordarlo, pero siempre es mejor optar por aparatos con una amplia garantía que nos dará la seguridad y confianza de que el aparato será duradero, y que de surgir algún imprevisto estaremos cubiertos. Tampoco hay que descuidar la funcionalidad. Tiene que ser regulable en cuanto a temperatura y contar con modos configurables para mayor comodidad e imprevistos derivados de la producción. Es mejor pecar de exceso, que de defecto, y optar por modelos configurables, dado que eso revertirá positivamente en la eficiencia del servicio y por ende la facturación de nuestro negocio. Clica aquí para ver más armario frigorífico

armario frigorífico
Siguenos